[RESEÑA] “El Sueño de Icaro” de Brebre

Publicado en Indie Hoy

No hay nada nuevo bajo el sol (seguramente el mismo bajo el cual volaba Icaro), es una frase que se nos viene a la cabeza al leer sinopsis de películas, programas, libros y/o historietas, y es que ya no buscamos una idea original que nos parta la cabeza sino que el atractivo de una obra pasa por cómo es contada, de esto hay grandes ejemplos y uno de ellos es “El Sueño de Icaro”, la primera novela gráfica del autor brasilero Brebre.

Estamos ante una historia autobiográfica en el que el autor nos relata su vida desde sus primeros años en Brasil hasta su mudanza a Buenos Aires donde se reencuentra con su pasión: dibujar, abandonada por las precisiones cotidianas de la vida. Un argumento que ya hemos visto en otras oportunidades, sin ir más lejos en la genial “Extraño” de Fran Fantino. Y nuevamente, como en esa obra, lo más destacado del libro pasa por como la historia es contada a través de un hermoso arte.

El dibujo es un verdadero banquete visual que, como su personaje, se desarrolla página a página, teniendo un inicio muy tranquilo sin grandes atractivos para luego ir desenvolviéndose y dar una clase de narración visual con las portadas de los capítulos, las metáforas visuales, la composición de las páginas y de sus secuencias. El texto queda relegado a situarnos en el espacio y el dibujo es el encargado de trasmitirnos los sentimientos del autor, de sus miedos, decisiones y sensaciones. Y ya cuando la historia está encaminada es cuando quedamos atrapados en una historia sin atractivos pero visualmente encantadora en el que sus 200 páginas se leen rápidamente.

El guion entiende esto y le otorga los espacios necesarios para que el arte pueda explayarse sin inconvenientes. Otorga la duración exacta de las escenas y las presenta en el momento oportuno para darle una buena continuidad a la historia y que su lectura sea ágil y llevadera, a pesar de que casi no existen los diálogos entre los personajes y cuando lo hay no es para destacarlo más que por su sencillez.

El “El Sueño de Icaro” es una obra visualmente atractiva y muy atrapante que a pesar de su cantidad de páginas y la ausencia de un guion fuerte su lectura es rápida y, gracias a su final, emotiva. Sera interesante ver otro trabajo de este prometedor autor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

[RESEÑA]“Adiós Mundo Cruel” de Andrés Alberto

Al leer el título y ver la portada de la obra se nos vienen a la mente miles de historias que podríamos encontrar al entrar en este libro de Andrés Alberto. Queriendo alargar un poco el suspenso recurrimos a la contratapa en búsqueda de una pista que nos permita resolver el enigma, pero solo nos encontramos con la trampa de que no existe una sinopsis, tan solo el remate de la ilustración planteada en la portada.

Desahuciados buscamos nuestra última posibilidad para develar el argumento y buscamos la ayuda del invitado de ocasión que escribe el prólogo pero el muy amigo del autor prefiere seguir con este plan maestro y nos deja un breve texto igual de enigmático que la presentación del libro y a su vez asertivo con lo que estamos a punto de leer. Agotadas las alternativas, damos vuelta la página: entramos a la obra de Alberto.

Lo que nos espera es una selección perfecta y correcta del autor que nos da una visión humorística del mundo en todos sus aspectos: cultura, tecnológico, comercial, religioso y un largo etcétera, sin escatimar ningún aspecto del mundo en que vivimos. Ni siquiera el mismo tiempo es un límite y nos propone tiras sobre el pasado, presente y futuro. Y esto se convierte en un gran acierto de la obra, la no existencia de límites para abordar, no se propone ningún tópico para no tocar si el chiste es bueno, manteniendo a su vez una temática general para centrar la obra en esta visión generalizada del mundo.

Las tiras están tan bien ejecutadas, como la selección que aborda el autor. Siempre respetando la clásica fórmula de una tira de humor con su remate al final, cada una nos hará reír agarrándonos desprevenidos aunque en los primeros cuadros ya nos esté dando pistas de lo que nos espera en el final. Andrés Alberto demuestra su habilidad al controlar los tiempos del remate como lo necesita su planteo.

Adiós Mundo Cruel es una obra correcta con grandes chistes que nos dejará la risa por varios días, riéndonos a veces de nosotros mismo al vernos reflejados en sus personajes. La edición acompaña muy bien a la calidad de la obra, lo notamos en el formato elegido (que a pesar de las cantidades de tira por página no se pierde su legibilidad en ningún momento) y en la decisión de “cortar” con las tiras con una ilustración o una tira única por pagina.

Estamos ante un libro de humor que sintetiza a este mundo (cruel) en que vivimos y del que tenemos que despedirnos, sin saber quién es el que se está yendo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

http://www.indiehoy.com/comics/adios-mundo-cruel-andres-alberto/

[RESEÑA] “Fragmentos y Distorsión” de Iván Rinskin?

Hace un par de años empecé un sitio web de críticas y notas de cine que luego se extendió a libros, historietas, música y demases cosas, la web supo tener cierta repercusión y hasta llego a tener un buen número de colaboradores. Fue una linda actividad que me tuvo ocupado por un buen tiempo hasta que por ese tiempo que me ocupaba no pude continuar con la web y quedo en un lindo recuerdo.

Retomando un poco esa faceta colabore hace poco con algunas notas para el periódico de historietas SHA y ahora para el portal Indie Hoy.

En esta oportunidad me toco reseñar el libro “Fragmentos y Distorsion” de Iván Rinskin publicado por la editorial Wai Comics, les dejo parte de la reseña y los invito a leer la nota completa. Esperando que sea la primera nota de muchas más.

Cuenta una vieja leyenda (o mejor dicho la trivia de IMDb) que al proyectar por primera vez Team America de Matt Stone y Trey Parker al grupo de productores de la empresa, uno de ellos se levantó indignado de su asiento al grito de “¡Nos robaron!” al ver cómo su inversión de 15 millones de dólares se había convertido en una simple marioneta como las que se ven en las plazas. Para alivio de aquel productor, se trató solo de una broma y luego de esa secuencia empezaba una de las mejores comedias de los últimos tiempos con marionetas que justificaban tamaña inversión.

Con Fragmentos y Distorsión de Iván Riskin nos sucede algo similar, en una primera ojeada a sus páginas nos viene una primera impresión de estar ante un dibujante de pocos recursos que dibuja rápido y simple que ni siquiera se toma el tiempo de borrar las fallas escritas sino que tacha y escribe abajo como hacíamos en la primaria para no perder lo que la maestra dictaba. Pero si nos quedamos con esta idea inicial, nos estaríamos perdiendo de una obra de humor absurdo que es una bocanada de aire fresco en este género que cada vez tiene más de absurdo que de humor.

Riskin juega con el lector al mostrarle un mundo que parece simple y desprolijo, al que sólo podemos ver la verdadera calidad que tiene cuando nos adentramos a él y vemos cómo el autor controla perfectamente el caos que reina en su dibujo, cada línea y dibujo que parece un error está justificado, todo tiene su sentido para exteriorizar los sentimientos de sus personajes y sacarnos una carcajada al entender cómo este desorden que parece un sinsentido tiene una justificación. Y es en este punto que la obra de Riskin sobresale de entre otras tantas de su género, el absurdo o lo bizarro es gracioso sólo cuando tiene un sentido, no sólo cuando se lo utiliza para romper los límites de lo políticamente correcto.

(nota completa)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.