[RESEÑA] “BEATNIK BUENOS AIRES” DE DIEGO ARANDOJO Y FACUNDO PERCIO

La corriente de arte experimental que intentaba redefinir el arte acercándose con otra óptica y ejecutarlo como parte integral de la vida, no fue propia de un país determinado, aunque sus exponentes más conocidos podemos encontrarlos en otras tierras, y en Argentina (por lo menos en Buenos Aires) tuvo su punto de encuentro en el Bar Moderno, el Instituto Di Tella y el grupo Opium.

Utilizando estos lugares como punto de referencia, Diego Arandojo nos cuenta en capítulos de 6 páginas distintas situaciones que ilustran a estos artistas y a esta corriente, sin un hilo en común, salvo la inquietud y el acercamiento al arte desde una perspectiva individual y experimental de estos autores. Sin perder el tiempo en retratar una época, nos va dando pinceladas de esta época contado distintas situaciones para que sea el lector quien arme el rompecabezas y caracterice por si solo esta corriente.

Hay un gran acierto en la forma en que organiza el libro, comenzando por los capítulos que más están conectados gracias a la aparición de personajes que se repiten. Para luego ir pasando a otros donde el capitulo pasa a ser una anécdota sin un fin definido más que las de contar algún hecho curioso, presentar algún personaje conocido o indagar la superficie de estos autores necesitados de entender el arte. Es en estas donde el número de 6 páginas por capítulo le juega en contra, donde se siente el estiramiento y la falta de una historia que contar pero donde encontramos la excusa perfecta para disfrutar del magistral dibujo de Facundo Percio. No faltaran citas a las obras de estos autores con poemas y relatos, algunos con tintes de adaptación, presentados en su justa medida, sin abusar de ellas para que el lector no se aburra y sienta que ya dejo de ser un libro sobre el movimiento para pasar a ser una adaptación. El capítulo final con el incidente en el teatro es el cierre perfecto, si bien no es el ultimo cronológicamente hablando, para vaticinarnos el destino de este movimiento y de sus exponentes en los próximos años al verse obligado a chocar contra una ideología castrista y militarista que comenzaba a surgir nuevamente.

El agregado final con más información sobre cada relato se hace necesario en más de un capítulo para terminar de entender lo que se contó, y en algunos otros solo servirá para tener datos concretos.

En materia visual, Percio hace un laburo fabuloso en cada página y en cada viñeta. Responde de forma solida y fresca cada desafío del guion que se muestra inquieto y nunca utiliza una misma narración, si en un capitulo muestra a un personaje leyendo una cita al siguiente decide utilizar la metáfora o hacer una libre interpretación de la cita. El dibujo apoya y mejora cada una de las narraciones para darnos un relato unificado y solido. El estilo “nublado” que tiene la historia, no solo lo hace más atractivo, distintivo, sino que ayuda mucho a sentirnos parte de esos años.

Beatnik Buenos Aires” (editado por Hotel de las Ideas) es un retrato perfecto para un primer acercamiento a una corriente artística que permanece en el olvido a excepción de algunos casos puntuales. La falta de una historia central no permite profundizar más en ella, quedara en el lector la decisión de tomar la invitación para aprender más sobre este movimiento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s