[RESEÑA] “Fragmentos y Distorsión” de Iván Rinskin?

Hace un par de años empecé un sitio web de críticas y notas de cine que luego se extendió a libros, historietas, música y demases cosas, la web supo tener cierta repercusión y hasta llego a tener un buen número de colaboradores. Fue una linda actividad que me tuvo ocupado por un buen tiempo hasta que por ese tiempo que me ocupaba no pude continuar con la web y quedo en un lindo recuerdo.

Retomando un poco esa faceta colabore hace poco con algunas notas para el periódico de historietas SHA y ahora para el portal Indie Hoy.

En esta oportunidad me toco reseñar el libro “Fragmentos y Distorsion” de Iván Rinskin publicado por la editorial Wai Comics, les dejo parte de la reseña y los invito a leer la nota completa. Esperando que sea la primera nota de muchas más.

Cuenta una vieja leyenda (o mejor dicho la trivia de IMDb) que al proyectar por primera vez Team America de Matt Stone y Trey Parker al grupo de productores de la empresa, uno de ellos se levantó indignado de su asiento al grito de “¡Nos robaron!” al ver cómo su inversión de 15 millones de dólares se había convertido en una simple marioneta como las que se ven en las plazas. Para alivio de aquel productor, se trató solo de una broma y luego de esa secuencia empezaba una de las mejores comedias de los últimos tiempos con marionetas que justificaban tamaña inversión.

Con Fragmentos y Distorsión de Iván Riskin nos sucede algo similar, en una primera ojeada a sus páginas nos viene una primera impresión de estar ante un dibujante de pocos recursos que dibuja rápido y simple que ni siquiera se toma el tiempo de borrar las fallas escritas sino que tacha y escribe abajo como hacíamos en la primaria para no perder lo que la maestra dictaba. Pero si nos quedamos con esta idea inicial, nos estaríamos perdiendo de una obra de humor absurdo que es una bocanada de aire fresco en este género que cada vez tiene más de absurdo que de humor.

Riskin juega con el lector al mostrarle un mundo que parece simple y desprolijo, al que sólo podemos ver la verdadera calidad que tiene cuando nos adentramos a él y vemos cómo el autor controla perfectamente el caos que reina en su dibujo, cada línea y dibujo que parece un error está justificado, todo tiene su sentido para exteriorizar los sentimientos de sus personajes y sacarnos una carcajada al entender cómo este desorden que parece un sinsentido tiene una justificación. Y es en este punto que la obra de Riskin sobresale de entre otras tantas de su género, el absurdo o lo bizarro es gracioso sólo cuando tiene un sentido, no sólo cuando se lo utiliza para romper los límites de lo políticamente correcto.

(nota completa)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reseñas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s